Título del Proyecto: Escuela Promesa

 ¿Quién está involucrado? Colegio Suizo de México, alumnas y alumnos del Comité ecológico, Asociación de Padres de Familia y Escuela Promesa

 ¿Cuándo empezó el proyecto? Agosto 2018

El 3 de diciembre de 2018, se llevó a cabo la primera colecta de residuos de Escuela Promesa en nuestro Campus CDMX. Gracias a este proyecto y a las colectas mensuales que siguieron, logramos ahorrar una gran cantidad de recursos naturales y energéticos, reduciendo poco a poco nuestro impacto ambiental.

Para conocer más sobre este proyecto, se entrevistó a Mara Vázquez, Presidenta de la Asociación de Padres de Familia (APF) en el periodo 2017- 2019 del Campus CDMX y a Laura Castillejos, Coordinadora de proyectos escolares en Escuela promesa.

Descripción del proyecto:

Mara: Es un proyecto que nos recomendó una mamá en agosto de 2018. Las instituciones, como en este caso, el Colegio Suizo, se comprometen a desarrollar acciones durante mínimo 5 años para que haya una continuidad. El programa incluye entre otros, talleres de sensibilización sobre la colecta de residuos e información para los papás y maestros sobre cómo recoger y separar la basura.

Todos los últimos lunes de cada mes se realizan colectas de PET, cartón, periódico, aluminio, chatarra y papel.

¿Cuál es el papel de la organización Escuela Promesa?

Laura: Escuela Promesa es una promotora ambiental. La idea de crear esta organización surgió por la preocupación de los fundadores de ver tantos residuos en las playas de México. Investigaron sobre maneras de solucionar el problema de la basura, asumiendo nuestro papel y responsabilidad como ciudadanos.

Según ellos, este cambio tenía que venir del área educativa. La información existía, estaba disponible, pero faltaba educar a la gente y sensibilizar a la población sobre este problema en las escuelas.

Desde el inicio, el fin del programa era cambiar los hábitos, una cierta forma de vida. Sin embargo, los cambios muy radicales son difíciles de implementar entonces empezamos con lo básico, separar lo que consumes o lo que ya generas (cartón, pet etc.). Es más fácil reciclar y tener un impacto socio ambiental positivo.

La organización también trata de trabajar con recicladoras mexicanas que demuestran que en su mismo proceso generan el mínimo impacto negativo en el ecosistema y siguen las normativas.

¿Cuál es el mayor desafío al que se enfrentan?

Mara: Sigue siendo un aprendizaje de todos los días. Todavía pasa que los padres llegan con residuos que no estan aplastados, no estan limpios o tienen la tapa y no se pueden reciclar. Se vuelven basura. Nuestro rol es darles consejos para que respeten el procedimiento, como por ejemplo separar el papel de color del papel blanco, para que la próxima vez podamos recuperar más residuos.

¿Cuál es el impacto que notaron después de un año de implementación de este proyecto?

Mara: En los eventos como el Schwimmfest que hemos organizados aquí, se hace separación de basura y ya no se usa unicel. Generamos menos basura y el espacio está más limpio después de los eventos. Promovemos la idea de que las familias lleven sus propios platos en vez de usar desechables. Los padres de familia y toda la comunidad del suizo se volvió más consciente de la importancia de estos cambios.

 Laura: Como Coordinadora, trabajo con 40 escuelas y estoy en contacto frecuente con los recolectores, eso me permite ver el impacto social que tiene el programa. Aquí en el CSM, en particular, todos los que participan en el equipo de recolección están muy contentos, me han comentado que no tienen que discutir con los padres cuando dan las indicaciones sobre los residuos. Que tanto la dirección como las maestras, los maestros y los padres de familia están presentes durante la colecta y respaldan al equipo de recolección si hay alguna duda de parte de los papás.

Se siente un apoyo fuerte de parte del colegio y el impacto positivo fue muy rápido. Además, las alumnas y los alumnos del comité no son obligados a participar, son voluntarios y están comprometidos en este proyecto, lo hacen con gusto porque es un tema que les importa.

Para poder lograr un cambio sostenible, éste pasa por la formación en la escuela y en el hogar.

Con los Residuos Sólidos recuperados y su correcto reciclaje en el Colegio Suizo de México, Campus CDMX, permitimos lograr a lo largo de este año escolar, el siguiente ahorro de recursos naturales y energéticos: