Entrevista a Emiliano Gaviño y Viktor Bleuer, profesores de Música del Campus CDMX

Colegio Suizo de México | Sep 13, 2019

“La música es la literatura del corazón, empieza en donde termina el discurso”, decía Alphonse de Lamartine. En nuestro colegio, los alumnos, además de tener acceso a clases extra-escolares de violín y guitarra, pueden tocar en una banda y participan regularmente en los eventos que se realizan en el Colegio Suizo de México, tales como la fiestas decembrinas, la ceremonia de grado o la feria del libro. Les compartimos la entrevista realizada a Emiliano Gaviño y Viktor Bleuer, maestros de Música en el Campus CDMX.

¿A qué te dedicas?

Viktor Bleuer: Aquí en el colegio soy maestro de Música. Durante 10 años, antes de trabajar en el Colegio, acompañé a cantantes mexicanos en sus giras, en los palenques y las grandes ciudades del país y al extranjero, de Chile a Canadá. Al mismo tiempo, tocaba teclado en varias bandas.

 

Emiliano Gaviño: Soy maestro de Música desde que tengo 18 años. Estudié composición musical, entonces. En realidad, en mi día a día no toco música, pero manejo varios instrumentos, como violín, viola, guitarra, piano, flautas barrocas. También me encargo de los talleres extraescolares de guitarra y violín. En mi tiempo libre, soy director de coro.

 

¿Por qué elegiste esta carrera?

Viktor Bleuer: Antes de ingresar a la primaria, contra mi voluntad, mis papas me llevaron a Berna, más precisamente al teatro de Berna, para presenciar una puesta en escena de la Flauta mágica. Al salir, me había quedado claro que yo iba a ser “flautista mágico”. Grande fue mi decepción cuando mi mamá me explicó que tal flauta mágica no existía. Sin embargo, tomé clases de flauta y de la flauta pasé al piano. Unos años más tarde, fui alumno en el conservatorio de Biel, y luego de Berna.

 

Pero creo que la Escuela Normal fue clave para ampliar mi hasta entonces relativamente cerrada visión de la música. Además, el haberme inscrito en la escuela de Jazz de Berna me permitió entender la música de una forma radicalmente diferente. La improvisación sobre estructuras armónicas semifijas, clave en el Jazz, fue un gran descubrimiento y los cursos de percusiones mayores y menores afrocubanas me permitieron entrar al mundo de la polirritmia, otro universo paralelo.

 

Emiliano Gaviño: Por accidente (risa). De pequeño quería ser biólogo, pero siempre me ha gustado la música. En la Secundaria estudiaba guitarra en la facultad de música de la UNAM y de pronto, un día, escuché a los alumnos del coro de la universidad ensayando para interpretar la novena sinfonía de Beethoven. Me encantó. Pensé “un día quiero cantar esto”. Entonces continué tomando clases en la escuela de música durante toda la Secundaria y cuando tuve la oportunidad de elegir lo que quería estudiar, elegí la composición musical. No fue nada planeado, de cierta forma, no lo elegí, la música vino a mí. Después como adulto, cante en este mismo coro de la Universidad durante 15 años.

 

¿Cuál es tu estilo de música favorito?

Viktor Bleuer: La música bien tocada (risa). Hay varios estilos que me gustan, pero lo que más me gusta es el jazz, el acid jazz, el soul, el Funk, pero también la música clásica.

 

Emiliano Gaviño: Primero diría la música barroca, aunque no es lo que más me gusta, es lo que más he tocado en mi vida y el estilo que conozco mejor. Pero la verdad, me cuesta mucho trabajo elegir un estilo en particular que me guste, porque en mis momentos libres puedo escuchar tanto Stravinski, compositor ruso del siglo 20, como Muffat compositor de la época medieval.

 

¿Cuál es tu cantante mexicano favorito?

Emiliano Gaviño: Olivia Gorra, una muy buena cantante de ópera.

 

¿Cuál es tu cantante suizo favorito?

Viktor: Son todos de otra generación porque llevo muchos años viviendo en México pero mis favoritos son Polo Hofer y el grupo Züri West.

 

¿Cómo definirías el estilo musical suizo?

Viktor Bleuer: Las veces que regreso a Suiza, noto que escuchar música es un acto muy individual. Hay algunos festivales muy buenos, como el Montreux Jazz Festival por ejemplo. Sin embargo, la música allá no tiene la misma importancia en el cotidiano de la gente que en México. Acá, cualquier ocasión es buena para escuchar música. En cambio, en Suiza, los espacios en los que se escucha música son muy reducidos. Soy de la generación que luchó en los años 80 para pedir más lugares abiertos y alternativos dónde se pudiera organizar conciertos y ensayos.

 

¿Cuál es la importancia de la música en una escuela?

Viktor Bleuer: Según yo, el rol de cualquier escuela es tratar de dar un equilibiro entre la mente, el corazón y la mano. La mayoría de lo que se enseña en las escuelas es mental. La música es una materia en la que los tres están fuertemente ligados. Esto explica también que los buenos músicos también son buenos en otros campos. Porque lo creativo y lo analítico van de la mano. Lo que intentamos hacer en esta escuela es capacitar a los alumnos para poder resolver cualquier tipo de problema, adquiriendo tanto conocimientos teóricos como creatividad.

 

Emiliano Gaviño: Aquí voy a citar Víctor Hugo: La música es un ruido inteligente”. En otras palabras, la música es importante en la escuela porque expresa la inteligencia. No importa que sea con rock, música contemporánea u otro estilo, que sea un ruido agradable o desagradable, tiene que ser hecho de manera inteligente para que sea una forma de expresión.

 

Por ejemplo, en una instalación contemporánea, puedes escuchar ruidos de la calle y aunque no suene “bien”, puedes pensar que está muy bien hecho. Por eso me gusta la frase de Víctor Hugo, porque es una definición muy incluyente de la música.

 

Dentro del Colegio Suizo de México buscamos fomentar las habilidades culturales, artísticas, deportivas, sociales e intelectuales de nuestros alumnos para que se desarrollen en diferentes ambitos que les permitan poner en práctica todas sus actitudes y aptitudes. Es fundamental que el ambiente y espacio donde sus hijos se desarrollen, cuenten con diferentes áreas donde puedan incrementar su creatividad. Descargue GRATIS nuestro e-Book y consulte algunos puntos a considerar para elegir la mejor Secundaria para sus hijos.