Entrevista con Adriana Barandiarán

Colegio Suizo de México | Sep 19, 2019

Hoy les presentamos nuestra entrevista con Adriana Barandiarán, ex-alumna del Campus de CDMX de la generación 2018. Después de su graduación, Adriana se fue de Au Pair a Alemania y después de un año allá, eligió inscribirse a una Universidad de München, Alemania para empezar una carrera de ingeniería ambiental. En esta entrevista, nos habla de sus investigaciones previa para estudiar en el extranjero, así como de los retos a los cuales se enfrentó estando en Alemania.

 

¿Por qué elegiste estudiar en el extranjero?

Creo que desde chica crecí con el ejemplo de mis padres, que no son originarios de México y al igual que sus hermanos y hermanas, eligieron estudiar en el extranjero. Es algo de familia, y para mí siempre fue, si no la única opción, la más lógica.

Otra de las cosas que me motivó a estudiar allá es la diferencia de duración del programa: en Alemania (y en Europa) un Bachelor’s dura tres años mientras que en México es alrededor de cuatro, con algunas materias que no me interesaban cursar. Además, decidí que, al haber aprendido el alemán en la escuela, debería aprovechar las oportunidades que eso me brinda.

 

¿Cómo te fue durante tu año como Au Pair?

Fue una experiencia interesante. Viví con una familia muy agradable y nos llevamos muy bien todo el año. Aunque me dí cuenta de que cuidar niños ajenos no era lo mío y definitivamente no lo volvería a hacer, me alegro mucho de haber pasado el año en otra cultura. También tuve la oportunidad de conocer gente de mi edad, no solamente alemanes, si no otras chicas que igual estuvieron un año de Au Pair que venían de Marrueco, Indonesia, Vietnam, etc. Siento que conozco un poco más del mundo y otras formas de verlo después de este año conviviendo con ellas.

 

¿En que te ayudó este primer año en Alemania para tus estudios?

Principalmente con el idioma. Nunca tuve las mejores calificaciones en clase de alemán, ni era mi idioma preferido. Llegué con un buen manejo por la escuela y todos los exámenes que preparamos, pero fue muy diferente tratar de navegar situaciones cotidianas con adultos e infantes que no entenderían si se me salía una que otra palabra en español o inglés. Después de un año, aunque mi alemán sigue sin ser el mejor, me siento mucho más cómoda y segura.

Estando allá, también tuve la oportunidad de aprender de gente que ya ha pasado por la universidad ahí mismo las diferencias entre las universidades y al mismo tiempo me fue mucho más fácil hacer todos los trámites y obtener información de las universidades y sus requerimientos para aplicar. Evidentemente no es absolutamente necesario visitar las universidades para hacer una decisión, pero poder ir a los días de información me ayudó mucho a decidir qué y dónde era lo que quiero hacer.

 

¿En que te ayudo tener el IB cuando decidiste estudiar en el extranjero? 

Aunque me quejo de todo el papeleo, sé que hubiera sido mucho más difícil sin el IB. El Diploma es reconocido en toda Europa, aunque varias universidades tienen requisitos específicos (puntaje mínimo, materias en HL o SL, Idiomas, entre otros). En el Colegio nos informaron de las materias más comunes (Economía o Geografía en Grupo 3, o Física y/o Mate HL para cualquier ingeniería o ciencia), y cuando tuve que aplicar había cursado todas las materias correctas para el Bachelor’s que voy a hacer.

Si hubiera aplicado con únicamente el diploma UNAM / CCH, o con alguna materia incorrecta (Psicología o Biología, en mi caso específico) tendría que hacer un año propedéutico llamado Studienkolleg para poder aplicar a la universidad.

 

¿Cómo piensas financiar tus estudios en el extranjero?

Mi plan original era ahorrar el “Pocket Money” que recibía como Au Pair. Me di cuenta muy rápido que eso era muy difícil y hablé con mis padres al respecto. Por el primer año, me van a apoyar con la cuenta bloqueada, y cuando ya esté instalada en la universidad podré aplicar a muchas becas que están disponibles, por ejemplo para estudiantes internacionales, women in STEM, etc. Además siendo Munich una ciudad grande y con muchos estudiantes, tengo la posibilidad de trabajar a medio tiempo o hacer un “Mini Job” sea en la universidad o afuera. Hay muchas posibilidades.