Síganos

Hablar de educación no es un asunto sencillo, pues delegar esta importante tarea a cualquier institución requiere de cierto criterio, más aún cuando se trata de nuestros propios hijos.

El bachillerato internacional es una de las mejores alternativas cuando de educación de calidad se trata. Si desea saber más al respecto, no deje de leer las 5 ventajas más relevantes del bachillerato internacional que recopilamos para usted.

Hablar varios idiomas incide positivamente en la inteligencia

Además del evidente hecho de que saber varios idiomas permite al estudiante contar con mayores vías de acceso a información, en tanto puede leer y aprender en lenguas de otros países, el hecho de que una persona sea bilingüe o políglota se ha asociado a un aumento en la capacidad cognitiva en general.

Un importante estudio acerca de las neurociencias afirmó que aquellos adultos que han hablado más de un idioma desde su infancia presentan una mejor flexibilidad cognitiva, esto es, son capaces de adaptarse a situaciones inesperadas de una manera más adecuada en comparación a sus deudos monolingües.

Alista a los estudiantes para ingresar a la universidad

Aunque en rigor cada alumno graduado de la escuela debiera ingresar de inmediato a estudiar una carrera universitaria, esto no significa que todos estén listos para hacerlo. Se deben entregar las herramientas indicadas.

En las instituciones de bachillerato internacional no solo se enseñan múltiples idiomas, sino que profesores nativos a esas lenguas son quienes imparten las clases. Al existir un cruce intercultural dentro de la institución, el alumno adquiere una visión mucho más global y holística del mundo, competencia fundamental a la hora de ingresar a la universidad.

Además, un estudio de la Agencia de Estadísticas de Educación Superior en el Reino Unido demostró que los graduados de este tipo de escuelas tienen 57% más probabilidades de quedar dentro de una de las 20 universidades más prestigiosas del país, en comparación a estudiantes con una educación tradicional.

Forma a jóvenes independientes

Tener un pensamiento crítico al día de hoy es fundamental para saber enfrentarse al mundo académico en primer lugar, y al laboral posteriormente.

Al incentivar las habilidades de investigación, comunicación, escritura y expresión oral, además de ser enseñadas las asignaturas tradicionales con que cuenta cualquier otra escuela (ciencias sociales y naturales), este tipo de educación suele formar alumnos que superan los estándares de independencia promedio, siendo capaces de resolver problemas sin la ayuda de terceros.

Incentiva una óptima administración del tiempo

Al motivarlos a emplear técnicas de estudio rigurosas, los alumnos aprenden a administrar mejor su tiempo, y a planificar con anticipación sus horas de estudio, tiempos libres, momentos de recreación entre aprendizajes, etcétera.

Un buen hábito de estudio genera las directrices necesarias para ser más eficiente en el mundo laboral.

Estimula el aprendizaje experiencial y la creatividad

La enseñanza del bachillerato internacional no se centra solo en los conocimientos concretos: se estimula encarecidamente el aprendizaje mediante la experiencia constante, y las diferentes maneras de abordar una problemática de forma autodidacta y creativa.

En general, los alumnos de este sistema de educación, se convierten en personas curiosas por entender los fenómenos del mundo, las tendencias, las explicaciones tanto científicas como humanas de los distintos sucesos que los rodean. Además, se le da una gran importancia a desarrollar su creatividad, y potenciar las áreas en que demuestran un mayor interés y capacidad.

¿Se imagina a sus hijos estudiando en una de las mejores universidades del mundo?