Síganos

“Palomas de Paz” es un método por medio del cual los alumnos pueden solucionar problemas o conflictos que se suscitan en la convivencia diaria, promoviendo un ambiente más cordial y tranquilo. Son los mismos alumnos, llamados “palomas”, los que median entre los involucrados para que propongan posibles alternativas de conclusión o reparación de la falta. Les compartimos una entrevista con Aida García Virgen, Maestra de Primaria en el Campus CDMX para aprender más sobre este proyecto. 

 

¿Cómo nació la idea de este proyecto?

La idea nació de la necesidad de ayudar a los niños a resolver los pequeños conflictos que surgen en la vida cotidiana del Colegio. A través de “Palomas de Paz”, aprenden a escuchar desarrollando la empatía y son capaces de entablar un diálogo constructivo verbalizando sus emociones y opiniones con respeto y de una manera pacifica. “Palomas de Paz” está basado en proyectos existentes en Suiza. En el año 2010, Bettina Huber, maestra de Primaria en el Campus CDMX en ese entonces y yo, retomamos las ideas fundamentales de este proyecto y lo adecuamos a las necesidades y características de nuestros alumnos, así nació “Palomas de Paz”.

¿Cuál es el objetivo de este proyecto?

El principal objetivo de este proyecto es ayudar a los niños a desarrollar su inteligencia emocional a través de la resolución de conflictos. Al ser ellos mismos los que proponen las soluciones a dichos problemas, fomentamos su creatividad, autonomía, empatía, honestidad, autorregulación y habilidad para escuchar al otro. 

El proyecto empezó hace unos años. ¿Cuáles son los resultados que observan desde que empezaron en 2010?

Ya son varios años que llevamos a cabo este proyecto. Hasta ahora, ha funcionado muy bien. Los niños y niñas que están elegidos para ser “Palomas de Paz” toman muy en serio su función y sus compañeros los respetan mucho. Claro que, cuando una situación se sale de sus manos, siempre estamos los maestros al pendiente para orientarlos y ayudarlos. Creemos de verdad que el desarrollo integral de nuestros alumnos es lo más importante. La inteligencia emocional forma parte fundamental de su formación como agentes de cambio en nuestra sociedad.