Un gallinero en el Campus. Entrevista con Sabrina Balestra

Colegio Suizo de México | Nov 14, 2019

Hoy Sabrina Balestra, directora académica de Preescolar en el Campus de Cuernavaca, nos habla de las gallinas que nuestras alumnas y alumnos de Preescolar cuidan con mucho cariño y con quien aprendieron a convivir desde hace dos años.

¿Cómo nació la idea de este proyecto?

Tenemos un jardín muy bonito en Preescolar y queríamos aprovecharlo más del espacio construyendo un gallinero. Una familia alemana nos prestó dos gallinas y en los periodos de vacaciones, ellos las cuidaban en su casa.

Por motivos familiares, la familia regresó a vivir a Alemania y la pregunta era ¿Qué hacemos con estas dos gallinas?: caldo de gallina o adoptarlas para siempre.

Naturalmente decidimos darles un hogar permanente.  Por algunos meses las dos gallinas Gabriela y Donna estaban libres en el jardín, entrando a los salones a poner sus huevos en las cajas de los juguetes, en la caja de las crayolas…

Después de un tiempo decidimos, con el apoyo de nuestro director, de construir un gallinero profesional. Ahora en los periodos de vacaciones una amable familia del colegio las cuida en su propio gallinero.

¿Cómo se reparten las tareas entre el profesorado y las alumnas y alumnos?

Hacemos turnos semanales y los alumnos nos ayudan a cuidarlas y sobre todo a darles de comer ya que les encanta compartir con ellas su lunch…o más bien lo que no les gusta de su lunch. Por eso las gallinitas lucen muy sanas y con un maravilloso plumaje.

¿Qué hacen con los huevos?

Los huevos los guarda el grupo de turno y los usamos para hacer galletas, se los preparamos a los niños o se los obsequiamos al personal que limpia nuestros salones para su desayuno.

¿Cuáles son los beneficios de esta iniciativa?

Los niños disfrutan mucho de su compañía y tienen la posibilidad de observarlas y aprender sobre su forma de vivir. También nosotras hemos aprendido mucho y dan un toque de alegría y de sana locura.

Desde el ciclo escolar pasado, también adoptamos una gatita, Carmen. Ella vive en los salones y los niños están muy contentos de tenerla. Es muy cariñosa con ellos, se deja acariciar y apapachar. Carmen es muy querida por toda la escuela; se da sus paseos por primaria, secundaria y prepa también.